CAMBIOS EMOCIONALES EN EL EMBARAZO

La gestación es un paquete completo, con esto me refiero a que no sólo está el bebé en desarrollo en el vientre de la madre, sino también un sin número de cambios en diversos ámbitos por ejemplo los físicos y emocionales.

-Carolina Sciaraffia – Psicóloga Miwawa

Respecto a los cambios emocionales, los cambios de humor o una extrema sensibilidad son habituales. Por ejemplo, ante situaciones y cosas (habituales o nuevas) puede rápidamente generarse llanto en la madre.

Muchas madres piensan que esto va afectar negativamente al bebé en gestación. Es importante entender que momentos específicos de tristeza no influirán en tu hijo/a y la expresión de estas emociones son sanas para la madre.

Así mismo muchas veces nos volvemos ansiosas queriendo hacer más actividades para estimular a nuestro bebé en gestación, recuerda que nuestro hijo/a necesita de nuestro contacto amoroso y tranquilo así que no te pongas ansiosa queriendo hablarles, ponerle música, contarle cuentos, hacerte masajes en tu vientre, etc. Busca sólo algunas  actividades que te relajen y calmen y no muchas que te mantengan estresada y ocupada todo el día.

Tu pareja debe tener paciencia ante estas nuevas situaciones y entenderlas como algo transitorio que debe ser vivido con tranquilidad y comprensión.

La construcción social que se hace de la maternidad y el parto suele tener aspectos negativos, que generan miedo y ansiedad en la madre. Pídele a tu entorno inmediato comentarios positivos acerca de las etapas que vienen, recuerda que todas las madres construimos nuestras propias experiencias de la maternidad.

Si sientes que tu emocionalidad (hiper sensibilidad) o labilidad (cambios de humor) no puedes controlarlos,  afectan  demasiado, a tí o tu entorno, pide ayuda este es el primer paso para vivir un embarazo y maternidad plena.

3 Actividades que favorecen la Vinculación Prenatal

Muchas veces pensamos que el vínculo prenatal surge naturalmente, sin embargo la vinculación es una decisión consciente, es decir, tú decides vincularte con otro, en este caso, con tu bebé.

– Claudia Guerra Avila

Es importante vincularte con tu bebé desde el embarazo, ya que esto favorecerá el desarrollo de un apego seguro en el post parto.

Aquí 3 actividades muy simples que favorecen el vínculo prenatal

1.- Háblale a tu bebé, te escucha desde las 16 semanas de embarazo; cuéntale actividades de la vida diaria, tales como que estás en la ducha, que el sonido que escucha es el agua, juega con algún juguete y se lo presentas. También cuéntale cuando estás comiendo y con quién estás y así durante el día cuéntale las actividades que vas realizando.

2.- Ponle música, dile que es para él o ella y canta, la música te debe gustar a tí también, ya que recuerda que durante el embarazo, tus gustos son también los de tu bebé.

Cuéntale un cuento, algo corto, mejor aún si tú lo has creado, puede ser una historia familiar o algo inventado y al contarlo dale voz a los personajes, que sea entretenido y una vez que nazca, verás que lo reconoce y reacciona de la misma forma que lo hacía en el útero 😉