CAMBIOS EMOCIONALES EN EL EMBARAZO

La gestación es un paquete completo, con esto me refiero a que no sólo está el bebé en desarrollo en el vientre de la madre, sino también un sin número de cambios en diversos ámbitos por ejemplo los físicos y emocionales.

-Carolina Sciaraffia – Psicóloga Miwawa

Respecto a los cambios emocionales, los cambios de humor o una extrema sensibilidad son habituales. Por ejemplo, ante situaciones y cosas (habituales o nuevas) puede rápidamente generarse llanto en la madre.

Muchas madres piensan que esto va afectar negativamente al bebé en gestación. Es importante entender que momentos específicos de tristeza no influirán en tu hijo/a y la expresión de estas emociones son sanas para la madre.

Así mismo muchas veces nos volvemos ansiosas queriendo hacer más actividades para estimular a nuestro bebé en gestación, recuerda que nuestro hijo/a necesita de nuestro contacto amoroso y tranquilo así que no te pongas ansiosa queriendo hablarles, ponerle música, contarle cuentos, hacerte masajes en tu vientre, etc. Busca sólo algunas  actividades que te relajen y calmen y no muchas que te mantengan estresada y ocupada todo el día.

Tu pareja debe tener paciencia ante estas nuevas situaciones y entenderlas como algo transitorio que debe ser vivido con tranquilidad y comprensión.

La construcción social que se hace de la maternidad y el parto suele tener aspectos negativos, que generan miedo y ansiedad en la madre. Pídele a tu entorno inmediato comentarios positivos acerca de las etapas que vienen, recuerda que todas las madres construimos nuestras propias experiencias de la maternidad.

Si sientes que tu emocionalidad (hiper sensibilidad) o labilidad (cambios de humor) no puedes controlarlos,  afectan  demasiado, a tí o tu entorno, pide ayuda este es el primer paso para vivir un embarazo y maternidad plena.

¿Cómo identificar los tipos de llanto de mi bebé?

El llanto del bebé es una de las grandes incógnitas que tenemos las madres, sin embargo debemos entender que esta es la forma que tiene nuestro hijo/a de comunicarse.

Carolina Sciaraffia
Psicóloga Miwawa

Este se puede provocar por múltiples razones como hambre, sueño, frío, calor, enfermedad.

Poder “leer” y entender lo que requiere tu hijo/a necesita demanda de paciencia y sensibilidad.

Detallar muchos tipos de llantos puede ser confuso y difícil de identificar, queremos puntualizar algunas de las principales causas del origen del llanto.

Por hambre, antes que todo debemos señalar que el llanto es una señal tardía de hambre, por lo tanto, como padres debemos estar atentos a señales tempranas de hambre como movimientos de manos a la cara, o movimientos de la boca, después estas señales se vuelven mas explicitas el bebé busca el pecho, o lloriquea o tiene un llanto breve; cuando no hemos logrado atender a esto, comienza el llanto el que puede describirse como un llanto más persistente que pasa cuando el bebé se siente satisfecho.

Por dolor,  además de la persistencia este puede describirse como mas abrupto o súbito, y seguramente llamara mas nuestra atención. En este caso podemos ir buscando y descartando las posibles causas, tales como cólicos, fiebre,  etc. Sin embargo, la recomendación es consultar a un especialista.

De atención o frustración, este no resulta tan intenso como los otros, puede manifestarse con 3 llantos y luego se detiene.  En muchas ocasiones el bebé tiene necesidad de estar con su mamá, es decir, del contacto cercano y continuo con la madre, satisfaciendo esta necesidad podemos solucionar llantos producidos por sueño, irritabilidad, mal humor o necesidad de atención.

Tomar a tu bebé en brazos suele ser la gran solución en estas ocasiones!!!